Tendencias

Luis Pástor afirma:

‘La Psicografía de los ecuatorianos’ revela que existe la necesidad de sentirse seguros antes que contar con abundantes recursos económicos

Un año después del inicio de la crisis sanitaria, en Ecuador, esa sensación de vulnerabilidad a contagiarse generó que la gente prefiera vivir en un ambiente seguro y trate de evitar cualquier peligro versus tener mucho dinero y cosas lujosas.

Esta tendencia lo demuestra la firma de investigación Advance Consultora, que desarrolló el estudio ‘La Psicografía de los ecuatorianos’, donde uno de sus resultados refleja esta necesidad de sentirse seguros por encima de contar con abundantes recursos económicos. Conclusión que se logró gracias a una muestra de 1.020 encuestas realizadas en Quito, Guayaquil, Cuenca y otras ciudades del país.

Luis Pástor, Gerente General de Advance Consultora, dice que este principal hallazgo se da por diversas razones, entre esas un dilema ético interno frente a la crisis sanitaria. “Si alguien cercano o que conozco acaba de morir por el COVID-19, no puedo decir que lo más importante es el dinero; sería como ser malagradecido con la vida”, explica.

Luis Pástor, Gerente General de Advance Consultora.

A esto se suma la frustración de un segmento de la población que, al no alcanzar sus metas personales en cuanto a poseer más bienes materiales, resta importancia al dinero. “Justifica de alguna forma esa carencia para no sentirse menos”, prosigue.

Si bien en algunos estratos sociales esto cambió, Pástor recuerda que en un anterior estudio, enfocado a medir la felicidad, los segmentos económicos más altos tenían una sensación de felicidad del 59% relacionado a los ingresos económicos.

Entre lo menos valorado, junto a tener mucho dinero, aparecen tener aventuras y correr riesgos, y pasarla bien y consentirse; solo en los segmentos más jóvenes estos son calificados como más importantes, y guarda lógica frente a la realidad sanitaria, ya que son los grupos que menos restricciones se han autoimpuesto en la pandemia.

PROYECCIÓN DEL CRECIMIENTO DEL PIB 2020, ANTE EL COVID-19

Desplome en las economías de América Latina y El Caribe es lo que anticipa el Banco Mundial (BM) en base a las cifras que presentan sus proyecciones del Producto Interno Bruto (PIB); de ahí que el Organismo concibe en el grupo una caída de un -4.6%, este año (2020), a consecuencia del COVID-19. Promedio que, pese a ser negativo, está por encima del decrecimiento que proyecta el BM para Ecuador que lo ubica en -6.0%.

Destino del Crédito de la Banca Ecuatoriana

Según la Asociación de Bancos del Ecuador (Asobanca), al cierre de diciembre del 2016, el saldo de la Cartera Bruta otorgado por la Banca Privada alcanzó un valor de US$20,375 millones. Del total de financiamiento otorgado por la Banca Privada, US$13,564 millones fueron destinados al crédito a la Producción, es decir, el crédito destinado a sectores productivos o Comercial, Vivienda y Microempresa, que se ubica en 67% del total. Por otro lado, el crédito destinado al Consumo y Educación fue de 33% del total, que equivale a un saldo de US$6,811 millones.

Países de América del Sur que aumentaron su IED

En Ecuador los ingresos de Inversión Extranjera Directa (IED) llegaron, en el 2015, a US$ 1.060 millones, lo que significó un aumento de un 37% respecto del monto del 2014, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).